AVE VENUS :: REINA DEL AMANECER

El 3 de junio Tierra-Sol-Venus se encontraron en la intimidad.

Fue fecundada la semillla de una nueva Estrella Cósmica en el cielo y la posibilidad de un Jardín en la Tierra. 

 

Del 3 al 9 de junio hemos sentido tal vez crecer dentro: un brote de fuerza incipiente, un íntimo y tierno presentimiento; un sueño embrionario aún demasiado frágil incluso para ser susurrado. Shhhh. Entonces, en silencio, nos sentamos para sentirnos: hay algo diferente en tí, sí…  ¿Estás disponible tanto para lo que se extingue como para lo que pide ser alumbrado? Pues la labor de jardinera interior requiere paradójica maestría: mirar la luz en la oscuridad y en la luz la oscuridad, con los ojos del corazón. 

 

Mientras cae el telón y los velos, custodiamos el aliento que muere y renace en el pecho. La esperanza es aún invisible, potencial pero no infalible. Sabemos con los huesos que es delicado entregar el mensaje de la Resurrección. Nos sentamos al borde de la Tierra a contemplar el negro fértil cielo, preguntándonos si Venus germinará...

 

Y germina.

 

Desde la madrugada del 9 o 10 de junio, en función del lugar en el que estés y la amplitud de tu horizonte: Venus vuelve a brillar en el Este. Al amanecer, muy abajo en la línea del confín, alumbra sutil el Lucero del Alba: nace para acompañar nuestra Noche Oscura del Alma como Humanidad. Aparece para reemprender e iniciarnos, una vez más, en el Rito de Vida-Muerte-Vida del Principio Femenino. 

 

Si sentimos la llamada y si así lo elegimos, seguiremos sus sagrados pasos danzantes desde el Cielo, aquí en la Tierra. 

 

Así, amanecer a amanecer, tras su estela y activando la memoria de nuestro propio cuerpo iniciático nos elevaremos hasta el Trono del Cielo. Ascenderemos y cuando lleguemos a lo más brillante y alto, entonces y sólo entonces nos entregaremos con consciencia al Descenso. Puerta tras puerta, rendiremos nuestros atuendos reales. Acudiremos desnudas al encuentro de nuestra hermana sombra, la hermana Tierra: ella que duele y duela. 

 

En el Inframundo ¿permanecemos cada instante a su lado, a nuestro lado? ¿la acompañaremos, nos acompañaremos? ¿estaremos preparadas para ser testigos…? 

 

Aún respirando el aire fresco del rápido ascenso por el Cielo del Alba, vamos preguntando a nuestro corazón y a nuestros huesos si en esta vuelta querremos acompañar a la Raíz a Nuestra Señora. No hay respuesta cierta o equivocada, en escucha atenta de nuestra voz interior solo hay integridad.

 

Hasta el 7 de Julio Venus crecerá en brillo y es tiempo (¡como siempre!) para danzar, rezar, crear un altar… Acompañar en su escalada a la Reina del Amanecer. Cubrirla de rosas, de bienaventuranzas. Desearla la Paz y la Gloria, que es la Paz y la Gloria de la Humanidad y cantar a su Inmortalidad, que es lo Inmortal también en nosotras. 

 

Mientras todo cae en este tiempo entre Eclipses. Nos preguntamos: ¿Qué se alza? ¿Qué permanece...? 

 

Los falsos gurús y dioses se estampan contra el suelo. Nos quitamos el traje de la ingenuidad… y nos brota de las entrañas la fulgurante inocencia de quien cuida con ferocidad la vida. Hacemos pedazos las ilusiones remendadas con plástico. Apagamos la televisión, el smartphone y encendemos la pasión creativa: una hoguera donde quemar la decadencia, la decrepitud y prender la llama de lo auténtico y verdadero. 

 

No necesitamos grandes filosofías para volver al hogar. Nada que hacer, ni decir, solo Ser. La Madre abre las puertas de par en par a sus hijos e hijas. Ella nos espera para volver a lo simple, para soplar nuestras heridas, para acompañarnos a deponer la grandilocuencia y transformarla en soberana naturalidad. Ella nos espera como esperan las madres: con alimento para amamantar a la desnutrida alma errabunda. ¿Quién no querría zambullirse en sus brazos y sumergirse en sus aguas de infinita compasión...? 

 

Mientras todo cae, Ella permanece. Prepara su Ascenso, su Descenso, su Ascenso (hasta el infinito). Prepara su peregrinaje preñado de Honestidad Radical y nos invita a dejar las pesadas maletas atrás… para descender, llegado el momento, a su lado. 

 

Nos sentamos para sentirnos, al borde de la Tierra… A contemplar el sueño de la Humanidad, y entonces Ella germina en el Este. 

 

Germina 

Como nuestra fuerza

Como nuestra esperanza

Como nuestra resurrección

Como el mensaje al que le ha llegado su hora.

 

Venus nace en el Este y con Ella florece la promesa de un Gran Viaje... 

 

¡Ave Venus!

 

¿Quién no querría zambullirse en sus brazos y sumergirse en sus aguas de Infinita Compasión...? 

_______________

 

Este texto solo ha sido posible gracias a l@s maestr@s y custodi@s de la sabiduría de Venus: 


Agradeciendo la inspiración, enseñanza e iniciación de Paloma Todd. 

Agradeciendo la inspiración y guía de Cayelin Castell y Tami Brunk custodias del proyecto “Venus Alchemy” y de “Shamanic Astrology Mystery School”.

 

Agradeciendo a todas las mujeres y hombres de todos los tiempos que han salvaguardado incluso con sus vidas los Misterios de Venus. Gracias por custodiar el conocimiento sagrado y la Tecnología Ritual. Sois recordad@s, celebrad@s y honrad@s, así como la Diosa por cuyo recuerdo velásteis. Vuestra misión fue exitosa. Venus está despierta en nosotr@s, así como estará en nuestr@s hij@s y niet@s.

La Diosa Vive y Pervive!

Texto : Olga Hueso

para VENUS :: La Danza del Divino Femenino

Cocreado por Lalita Devi y Olga Hueso.

PRÓXIMAMENTE TODA LA INFORMACIÓN

Fotografías del Bautismo de la Espiral de la Rosa de Lalita Devi, por Olga Hueso.

Todos los Derechos Reservados 

Si Sientes compartir, hazlo desde el Amor, la Alegría y el Cuido.

Infinita Gratitud 

OLGA HUESO

Corresponsal de Paz del Camino del Despertar Femenino
Explora y comparte una Astrología que invita a cultivar una relación íntima con el Cosmos y la Maravilla. 
Una Astrología Iniciática y Ritual: que involucra al cuerpo, a la sombra, a la ciclicidad, a las Artes del Templo. Una Astrología femenina ♀ de carne, hueso y misterio .

Co~Creadora del Proyecto VENUS :: La Danza del Divino Femenino.

LALITA DEVI 

Bailarina Holística, Pionera en Danza Sagrada Ritual. Creadora de La Espiral de la Rosa, una Comunidad Global de Mujeres Reunidas a través de la Espiritualidad Corporal al Recuerdo del Divino Femenino de todos los Tiempos. 

Co~Creadora del Proyecto VENUS :: La Danza del Divino Femenino.

Copyright 2020 Lalita Devi 

 Todos los derechos reservados